¿Cómo salir de un bloqueo lector?

Todos hemos estado ahí: los meses pasan y la lista de libros que íbamos a leer este año no disminuye. Todos los lectores hemos afrontado alguna vez el bloqueo lector. Este fenómeno se caracteriza por esa sensación de apatía, falta de interés y motivación por la lectura que puede ser muy frustrante. No obstante, existen estrategias para todo hoy en día y hoy te traemos algunas para superar este bache literario y ayudarte a estrechar tu relación con la lectura.

1. Cambia de género:

Puede que simplemente estés aburrido. Está bien tener a mano ese género o autor que siempre te funciona, pero a veces necesitamos un soplo de aire fresco. Pregúntate qué es lo que querrías leer y qué ingredientes tiene que tener un buen libro para ti. Por ejemplo, podrías cambiar la fantasía por la ciencia ficción, la ciencia ficción por el terror o el terror por una biografía sobre un personaje intrigante. La novedad puede reavivar tu interés por la lectura.

2. Regresa a tus favoritos:

Aunque si el problema es que te aventuraste en un nuevo género, inexplorado para ti hasta ahora, y no te ha gustado nada, entonces necesitas volver a tu zona de confort para recuperarte. En el futuro, si lo deseas, podrás volver a explorar ese género otra vez.  Pero por ahora, volver a tu género de preferencia o incluso volver a leer un libro que amaste en el pasado puede ser la solución para reavivar el amor por la lectura.

3. Haz una pausa:

Si tanto la historia como el autor tienen todo lo que te gusta en un libro, pero no te está funcionando ahora mismo, quizá no sea el momento adecuado para leerlo. No estás abandonando el libro, puedes volver días, meses o incluso años más tarde a él. A veces necesitamos más experiencia para comprender a un autor o más conocimiento sobre una temática o de una saga. Tómate un tiempo y cuando vuelvas a ese libro seguro que lo retomas con más ganas.

4. Permítete abandonar:

Sí, permítete dejar un libro o a un autor, por buenos que te hayan dicho que sean, por ahora o por siempre. No todos los libros resonarán contigo y está bien abandonar un libro si no te está aportando placer o conocimiento y además está bloqueando el resto de las lectura que sí quieres leer. En lugar de interpretarlo como un fracaso, míralo como la solución a tu bloqueo lector. Paradójicamente, cuanto más te esfuerces por leer ese libro menos avanzarás en tus lecturas y más empeorará tu bloqueo lector.

5. Revisa tus metas:

Es importante que percibas tus metas como posibles. Comienza con objetivos manejables como establecer unos momentos de lectura realistas en función de tus rutinas o leer libros más breves. La sensación de logro al alcanzar tus metas, por pequeñas que te parezcan ahora, aumentará las probabilidades de que continúes leyendo. Si además estás lidiando con un bloqueo lector, puede ser un buen momento para revisar tus objetivos lectores anuales y modificarlos y que de esa manera ganes determinación para superar este bache y consigas tus objetivos.

6. Tu rincón de lectura:

Es importante disponer de un rincón agradable para leer. Escoge un lugar tranquilo, alejado de las distracciones de los móviles y los ordenadores. Un lugar con buena iluminación y un asiento cómodo donde puedas sumergirte en tus lecturas. Es recomendable que en este lugar estén disponibles y fácilmente accesibles todas las cosas que necesites para leer, empezando por los libros. Cuanto más fácil sea el acceso a los libros más probable será que leas.

7. Explora nuevas formas de leer:

Haz ejercicios de lectura activa preguntándote qué estás leyendo, resaltando frases o fragmentos, escribiendo un resumen o explorando el contexto histórico del autor. Esto te ayudará a mantener la concentración y el compromiso con esa lectura. Además, también puedes optar por otros formatos como los libros electrónicos o las adaptaciones a novela gráfica disponibles en algunos casos.

8. Consulta reseñas:

A veces, escuchar lo que otros tienen que decir sobre un libro puede despertar tu curiosidad. Puedes recurrir a familiares y amigos que puedan recomendarte algún libro en base a tus gustos, pero también te recomendamos que no te quedes solo con una opinión. En primer lugar, lee la sinopsis del libro y si te gusta haz un pequeño trabajo de investigación, de unos pocos minutos, consultando las reseñas de otros lectores en blogs, en YouTube o en Instagram, por ejemplo.

9. Visita una biblioteca o una librería:

Si exploras las estanterías de una biblioteca o de una librería seguro que encuentras algún título que despierte tu interés. El ambiente, el olor de los libros o el descubrimiento de obras que no conocías puede resultar inspirador.

10. Únete a un club de lectura o funda uno con tus amigos:

Compartir tu experiencia con otros puede ser increíblemente estimulante. Los clubs de lectura te permitirán conocer libros que de otra manera no habrías elegido por ti mismo y te alentarán a cumplir con la lectura. Además, te ofrecen un espacio para compartir ideas y la oportunidad de sentirte parte de un grupo con tus mismo intereses.

 

Experimenta con estas estrategias y descubre cuáles son las que mejor funcionan para ti.  Seguro que pronto superarás el bloqueo lector y te encontrarás nuevamente perdido en las páginas de alguna historia fascinante. Cuéntanos tu historia en nuestras redes sociales.

 

 

 

 

 

¡Si te ha gustado compártelo!

En el legendarium de Tolkien no existe una obra que abarque todos los sucesos, personajes y lugares importantes de la Segunda Edad. En esta obra, dos expertos en Tolkien —el investigador y traductor Martin Simonson y el novelista y divulgador Bernard Torelló (también conocido como Kai47)— unen sus fuerzas para explicar la Edad entera en una sola obra.